Volver a Portada
N 18 - Enero 2007
[ISSN 1886-2713]
Botnica  

:::La Zona Baja:::

Esquema de los diferentes pisos de vegetacin presentes en Canarias. Se destaca la Zona BajaCotas altitudinales

Desde los 50 hasta los 300 m.s.m. en la vertiente norte, alcanzando los 500 (700) m.s.m. en la vertiente sur.

Características climáticas

Temperatura cálida: media anual en torno a los 20ºC. Precipitaciones muy escasas, entre 100 y 300 mm al año. La insolación es muy alta y provoca el que la evaporación de agua del suelo, junto con la transpiración de las plantas, supere a la precipitación, por lo que existe un déficit hídrico.

Tipo de vegetación (mecanismos de adaptación)

Como consecuencia de la aridez, las plantas han desarrollado amplísimas raíces que buscan el agua subterránea y poseen estrategias para evitar la deshidratación: engrosamiento de los tallos o suculencia, hojas estrechas, pérdida de las hojas en verano, etc. Debido a las duras condiciones climáticas, los biotipos dominantes son arbustivos.

Cardonales

Comunidades vegetales (especies características)

La tabaiba dulce (Euphorbia balsamifera), junto con el cardoncillo (Ceropegia fusca), forman una comunidad vegetal: el Tabaibal dulce, que domina por debajo de los 300 m.s.m. Una variación de ésta, en condiciones de mucho viento y cercanas al mar, es el Tabaibal de tolda (Euphorbia aphylla), un tipo de tabaiba que carece de hojas. En la franja superior, debido a sus mayores exigencias de humedad, se sitúa el Cardonal, caracterizado por el cardón (Euphorbia canariensis) y el cornical (Periploca laevigata). Mención aparte merecen los Tabaibales mejoreros, endémicos del Sur y Oeste de Tenerife, dominados por la tabaiba roja o mejorera (Euphorbia atropurpurea).

Candonal y Tabaiba dulce

Usos históricos

El territorio ocupado por los Tabaibales-Cardonales se explotó en el pasado principalmente como lugar de pastoreo. La tabaiba mejorera lleva esta denominación por la creencia, aún mantenida por los cabreros de las Islas, de que esta planta "mejoraba" la calidad de la leche y la carne y beneficiaba la salud de los animales. Los cardones y las tabaibas (dulce y salvaje) fueron utilizadas por el ser humano, quemándolas como combustible y extrayendo su látex con fines terapéuticos desde la Antigüedad. Otras muchas especies se usaron en enterramientos prehispánicos, como la orijama o leña santa (Neochamaelea pulverulenta).

Espacios naturales protegidos

En los siguientes Espacios Naturales Protegidos se puede reconocer este tipo de vegetación:

Fuerteventura

Jandía

 Parque Natural

Pájara

Lanzarote

Tenegüime

Paisaje Protegido

Teguise

Gran Canaria

El Nublo

Parque Rural

San Nicolás, Mogan, etc.

Tenerife

Malpaís de la Rasca

Reserva Natural Especial

Arona

La Gomera

Puntallana

Reserva Natural Especial

San Sebastián

El Hierro

Timijiraque

 Paisaje Protegido

Valverde

La Palma

Barranco del Agua

Sitio de Interés Científico

Santa Cruz de la Palma


Bibliografía

ARCO AGUILAR, María del Carmen del. 1995. Recursos vegetales en la Prehistoria de canarias. Tenerife: Museo Arqueológico.

BRAMWELL, D., y Z. Bramwell. 1990. Flores silvestres de las Islas Canarias. Madrid: Rueda.

CABRERA PÉREZ, M. A. 2002. Flora autóctona de las Islas Canarias. León: Everest.

JAÉN OTERO, J. 1984. Nuestras hierbas medicinales. Santa Cruz de Tenerife: Caja Insular de Ahorros.

PÉREZ DE PAZ, P. L., y C. E. Hernández Padrón. 1999. Plantas medicinales o útiles en la flora canaria. La Laguna: Francisco Lamus Editor.

RIVAS-MARTÍNEZ, S.; W. Wildpret de la Torre; T. E. Díaz González; P. L. Pérez de Paz; M. Arco Aguilar, y O. Rodríguez Delgado. 1993. «Excursion guide. Outline vegetation of Tenerife Island (Canary Islands, Spain)». Itinera Geobotanica 7.

SANTOLALLANA FRAGERO, F. 1997. Canarias. Guía de ecosistemas y espacios naturales protegidos. Madrid: Rueda.

Autor: Fayna Brenes Quevedo

[volver]