Volver a Portada
N 8 - Febrero 2006
[ISSN 1886-2713]
Personajes  

:::Benteju:::

Benteju

A pesar de las inexactitudes y lagunas que menudean en los relatos de las diversas operaciones militares, aquellos momentos crticos de la colonizacin europea dejaron en las Islas episodios y personajes, como el que hoy traemos aqu, cuya proyeccin social y tica ha trascendido las flaquezas, ms o menos inducidas, de la memoria colectiva.
En los captulos finales de la conquista de Gran Canaria y con el guanarteme de Gldar, Tenesor Semidn (Tnzwurt, aventajas), alineado abiertamente en el bando de la corona de Castilla, quienes haban decidido resistir en medio de una situacin tan delicada deban elegir a quien ahora les guiara:

Eran muchos aspirantes a la corona y entre ellos se contaban la hija de Thenesor, llamada Guayarmina, su prima Arminda, nica heredera de Guayasen el Bueno, un hermano del Guanarteme denominado Aythamy, guerrero de carcter indcil e intratable y los jvenes Benteju y Thagoroste, de la familia real de Semidn. Rechazaban la mayora a Aythamy y Thagoroste como personas antipticas al pueblo. Inclinndose a dar sus votos a Benteju, patrocinado por el influyente faicn de Telde, funcionario, como ya sabemos, activo, inteligente y poderoso, el cual, al fin, despus de algunos esfuerzos obtuvo el triunfo para su protegido. Con el objeto de tranquilizar a algunos que aun esperaban el regreso de Tenesor ofreci Benteju tomar por esposa a la princesa Guayarmina con cuyo enlace no se exclua a la familia de Tenesor (Millares (1881) 1977, II: 183).

Frente a la imagen pretendidamente dinstica que siempre intentaron ofrecer los descendientes del linaje guanartmico, una vez ms el viejo principio electivo rega en la definicin de la jefatura. Y, en efecto, sobre este Benteju recay la dura tarea de dar continuidad a las lgtimas instituciones sociales de la poblacin canaria.
Pronto, este gaire, alto, seco, y prieto de grande esfuerzo que, segn afirma Marn de Cubas [(1694: 57v) 1986: 207], ostentaba hasta entonces el significativo nombre de Tazarte (Tadsart, rebelda, dignidad), sera puesto a prueba en el sitio del Bentayga ante las huestes castellanas. Pero no estaba solo, el faycn de Telde aparece junto a l en una clebre cita en la que increpan al antiguo guanarteme que intentaba convencer a las gentes reunidas all: Todava Canaria no ha desaparecido del mundo y aqu la tienes toda sobre estos cerros (Viera y Clavijo (1772) 1982, I: 529).

Benteju se traslad, encabezando un importante contingente humano, hacia la proteccin que brindaban las agrestes montaas de Tirajana. Pero, de nuevo, fueron cercados en Ansite, paraje cuya localizacin exacta an se discute. Esta vez la espera acab en xito para los castellanos, previa mediacin de Fernando Guanarteme ante los cansados sitiados, que finalmente aceptaron las condiciones de rendicin. Todos, menos Benteju y el faycn teldense, que prefirieron mantener su libertad hasta el ltimo momento de sus vidas: [] menos Tazartico y un faisage biejo de Telde, que ambos se derriscaron llegandose el muchacho a el viejo le cojio de un brazo, y diciendo a tiz Tirma, a tiz Tirma, de un salto vajaron hechos pedasos (Marn (1694: 60r) 1986: 214).

Es muy probable que, antes, Benteju (Wenteghuyyit, ste vocifera, alerta o invoca) interviniera tambin en la famosa Batalla de Ajdar, donde los castellanos sufriran la mayor derrota en la Isla, contribuyendo con su arrojo a que los canarios salieran indemnes en los inciertos episodios de asedio a los que fueron sometidos. Con su desaparicin, se sellaba la finalizacin oficial de la conquista de Gran Canaria, un 29 de abril de 1483.
Hoy en da muchas personas participan en la Ruta de Benteju, que se celebra cada mes de abril para conmemorar el acontecimiento en el que nuestro protagonista dirigi a los suyos desde el Bentayga hasta Ansite, con un trazado aproximado al que siguiera el ltimo gran hroe de Canaria.

Fuentes

MARN DE CUBAS, Toms. 1986 (1694). Historia De las Siete Yslas de Canaria Origen Descubrimiento y conquista Dividida en Tres Libros compuesta por D. Thomas Arias Marin y Cubas natural de Telde ciudad en la Ysla de Canaria. Ao, de 1694. [Copia de Agustn Millares Torres (1879), en El Museo Canario, ms. I-D-15/16. Existe microfilme en la Biblioteca Municipal de S/C de Tenerife, ms. 192].

MILLARES TORRES, Agustn. 1974-1981 (1881). Historia general de las Islas Canarias. Las Palmas de Gran Canaria: Edirca, 6 vols.

VIERA Y CLAVIJO, Jos de. 1982 (1772-1783). Noticias de la Historia General de las Islas Canarias. Ed. de Alejandro Cioranescu. S/C de Tenerife: Goya, 2 vols.

Autor: Vctor Perera

[volver]